Hace 40 años partió de este mundo terrenal el pintor y dramaturgo César Rengifo, quien  en vida fue considerado un gran ícono de las artes en el país.


Su trabajo está enmarcado en el movimiento del "Realismo Social" donde plasma la transición de la Venezuela agrícola a la petrolera así como la historia independentista.


Dentro de las obras más emblemáticas podemos mencionar, Curayú o El vencedor, Las mariposas de la oscuridad, El vendaval amarillo, El raudal de los muertos cansados, Las torres y el viento, Esa espiga sembrada en Carabobo, Joaquina Sánchez, Manuelote, Lo que dejó la Tempestad.


En vida recibió el Premio Nacional de Pintura en el XV Salón Oficial de Arte Venezolano y el Premio del Salón Arturo Michelena, ambos en 1955.


En el año 1980 se le fue otorgado el premio Nacional de teatro, posteriormente fallece el 2 de noviembre.


En el mes de abril de 2015, la Asamblea Nacional aprobó el traslado de sus restos al Panteón Nacional el cual se hizo el 10 de agosto de 2016.