Desde este mes de abril el sistema de cobro de pasaje del Metro de Valencia será unificado a la tarjeta sin contacto, con el objetivo de agilizar el ingreso de los pasajeros a las estaciones para hacer uso del servicio de transporte.

 

Más de 40 mil tarjetas sin contacto para cobro de pasaje se encuentran a la venta en todas las taquillas de la línea 1 por un costo de 670 bolìvares (incluye 10 viajes), pudiendo ser recargadas con 30 viajes para pasajeros regulares y 25 en el caso de los estudiantes.

 

Se estima que las mismas puedan ser programadas para la personalización y vinculación con la base de datos que impulsa el Ministerio del Poder Popular para el Transporte, que permita un control interno e intercambio de información con otros sistemas de transporte masivo a nivel nacional.

 

Los pasajeros que no utilizan el servicio habitualmente deberán cancelar su pasaje en las taquillas y el operador con un sistema propio de la estación le dará acceso.

 

Técnicos del Metro de Valencia conformaron un banco de prueba para motor de cambiavía, instalado en el laboratorio del Taller Integral de Mantenimiento, con el fin de evaluar la interacción de las conexiones de movimientos mecánicos,  desde un esquema de control eléctrico.

 

El trabajo consistió en la instalación de un conjunto de relés, contactores y un temporizador horario, encargado de planificar cada movimiento del cambia vía.

 

El esquema de control eléctrico se encargará de realizar la secuencia de todos los comandos del motor, haciendo posible la verificación del estado de la caja de engranaje y todos los elementos que se puedan manipular en el equipo.

 

La iniciativa de los trabajadores permitirá visualizar los movimientos que realiza el motor al movilizar un tren de una vía a otra, así como realizar pruebas de lubricación y engranaje.

 

Actualmente, se realiza  evaluación para adicionar al banco de prueba los comandos de semáforos para la realización de ensayos completos de señalización.

 

 

Dando continuidad a los trabajos de reforzamiento de vía, en la zona de maniobra de estacionamiento de trenes del Metro de Valencia, se realiza la compactación de balasto y levantamiento geométrico de trocha (ancho de vía) y peralte (diferencia de altura entre un riel y otro).

 

Los trabajos abarcaron también, la identificación con pintura de tráfico de nueve barras aseguradoras utilizadas para el reforzamiento de los aparatos de vía los cuales fueron colocados cada 2,5 metros aproximadamente.

 

Una vez culminados dichos trabajos en el cambiavía número 13, se procederá con los mismos procedimientos con cuatro equipos más (considerados como prioridad), ubicados a lo largo de las vías de patios y taller del Metro de Valencia.

 

Se estima, que dichos trabajos sean culminados en el primer semestre del año aproximadamente.